Síguenos en:

El cuidado de los ojos en verano

Mirada de verano

Habitualmente durante el verano se toman una serie de medidas para proteger a la piel de los peligros de la exposición solar excesiva, pero muchas veces se olvidan los problemas que puede ocasionarle a los ojos. A continuación analizamos el tema del cuidado de los ojos en verano.

Los rayos ultravioleta (UVA y UVB) son altamente dañinos para la vista, ya que pueden producir irritación, conjuntivitis y/o queratitis (inflamación de la córnea). Otra zona comúnmente olvidada es la piel de los párpados, localización frecuente del cáncer de piel. Además, los daños provocados por este tipo de rayos son acumulativos en el tiempo. El hecho de haberse expuesto durante años al sol sin protección, hace que aproximadamente después de los 60 años, exista un mayor riesgo de tener degeneración macular asociada a la edad (DMAE).Es por ello que es importante comenzar a protegerse hoy mismo, ya que al igual que la piel, los ojos también tienen memoria.

¿Cómo podemos protegernos del sol?

Principalmente utilizando gafas con filtros ultravioletas. Contrariamente a lo que se cree, no es importante el color del lente, sino que tenga la protección adecuada contra los rayos UV. No hay una relación directa entre el tono del cristal y el grado de protección, es decir, no significa que cuanto más oscuro sea el vidrio más nos protegerá de los riesgos del sol.

Es por ello que también es importante comprar las gafas en ópticas reconocidas, en donde esté garantizado que la lente tenga filtro. Por otra parte, es conveniente remarcar que el uso de gafas de sol no recetados, es decir, sin el aval de un óptico que garantice su calidad, puede producir aberraciones en las imágenes o deformaciones, ya que en muchos casos el material no es el óptimo. Esto genera dolores de cabeza, cefaleas o malestares, pero de ninguna manera ocasiona daños permanentes en la vista. Otra forma de protección es el uso de gorros y/o sombreros, especialmente aquellos con visera y ala ancha.

¿Quiénes deben cuidarse al entrar en una piscina o en el mar?

No es recomendable que aquellas personas que usan lentes de contacto se sumerjan en el agua con los lentes puestos. También deben tener cuidado los que se sometieron a algún tipo de operación quirúrgica, ya que ambos están más predispuestos a contraer una infección.

Igualmente, es recomendable para cualquier persona que se mete en una piscina donde el cloro esté muy concentrado, enjuagarse los ojos al salir, y de ser necesario colocarse lágrimas artificiales a modo de lubricante.

Déjanos tu comentario