Síguenos en:

Síntomas del glaucoma de ángulo abierto

Retina Foto

El glaucoma de ángulo abierto es una enfermedad ocular (generalmente, este proceso ocurre porque el paciente tiene dificultades para que el humor acuoso que es el líquido transparente que baña las estructuras oculares y mantiene sus propiedades ópticas, salga del espacio que lo contiene. Como consecuencia, se produce un aumento de la presión intraocular y un daño en el nervio óptico que gradualmente reduce la visión).

Normalmente, no se presentan señales de advertencia temprana ni síntomas dolorosos. Esta enfermedad se desarrolla lentamente, sin que se advierta la pérdida de la visión por muchos años. La mayoría de las personas que tienen glaucoma de ángulo abierto se sienten bien y, al principio, no notas cambio alguno en la visión porque la pérdida inicial se produce en la visión periférica o lateral, y la agudeza visual y la nitidez de la visión central se conservan hasta que la enfermedad está avanzada. Para cuando el paciente advierte el cambio de la visión, la enfermedad está generalmente bastante avanzada. Sin el tratamiento adecuado, el glaucoma puede provocar ceguera. La buena noticia es que con exámenes oculares habituales, detección temprana y tratamiento, se puede conservar la visión.

Tratamiento

El tratamiento se realiza en consulta. Dura menos de 15 minutos permitiendo al paciente una incorporación a la vida normal de forma inmediata tras el tratamiento. Se aconseja no frotarse los ojos en las primeras horas.

Se inocula una pequeña cantidad de NTBo en los puntos del parpado que indique el oftalmólogo. La aplicación de NTBo de uso terapéutico supera en seguridad a la mayoría de las drogas.

El efecto no es instantáneo, es progresivo durante los primeros días, alcanzando su efecto óptimo entre la primera y la segunda semana tras el tratamiento. A los tres o cuatro meses el efecto empieza a desaparecer. Por ello se aconseja realizar el tratamiento dos veces al año.

Objetivo

La acción principal del tratamiento es provocar una parálisis muscular flácida.

Resultados

No es definitivo, se precisan inoculaciones repetidas, determinadas por la respuesta particular de cada caso a la parálisis inducida

Déjanos tu comentario