Síguenos en:

Usos de las lentes de contacto

DIFERENTES USOS DE LAS LENTES DE CONTACTO

Normalmente asociamos el uso de lentes de contacto a una alternativa a las gafas pero, como leerás en este artículo, sus usos van mucho más allá.

Actualmente existen en el mercado un abanico muy grande de materiales, geometrías, usos, parámetros… Pero no todos los pacientes son candidatos a las mismas lentes de contacto ni todas las lentes de contacto tienen un mismo fin. Te contamos para qué podemos utilizarlas en la parte clínica:

  1. Como alternativa a las gafas.
  2. Uso terapéutico.
  3. Corrección de miopía
  4. Tratamiento de patologías
  5. Como parte de tratamiento tras una cirugía.

Como alternativa a las gafas.

Te presentamos una gráfica de las lentillas más adaptadas en 2016.

Gráfico lentillas adaptativas

El 62% corresponden a “readaptaciones”. Pacientes que cambian de tipo de lente de contacto por cualquier causa. El resto, 38%, son nuevas adaptaciones.

En este gráfico representamos el % de lentes de contacto blandas adaptadas, un 85%, frente a un 15% de lentes de contacto rígidas.

Grafico Porcentaje

Este último gráfico muestra el porcentaje de materiales utilizados en las adaptaciones de lentes de contacto blandas:

  • 71% mensuales
  • 18% diarias
  • 2% quincenales
  • 5% trimestrales
  • 4% anuales

Gráfico Porcentaje

En este primer uso que te presentamos  de lentes de contacto es, como dijimos anteriormente, el más extendido. Liberarnos de las gafas para uso deportivo o eventos podemos hacerlo. Sólo tenemos que elegir la mejor lente de contacto para tus ojos.

Uso terapéutico.

Las lentes de contacto blandas las podemos utilizar en clínica para un uso terapéutico. Como por ejemplo:

  • Reservorio de medicamentos: Cuando un paciente necesita un tratamiento, las lentes de contacto pueden actuar como reservorio del mismo. Aumentan así las horas que el fármaco permanece sobre la superficie ocular.
  • Vendaje o apósito: Tras una intervención quirúrgica o tras un traumatismo, podemos utilizar las lentes de contacto como apósito para evitar el dolor. Este apósito evitará el roce continuo con el párpado o, en ocasiones, ayudará a cerrar una herida.

Corrección de la miopía.

Gracias a los diseños de lentes de contacto semirrígidas podemos desarrollar geometrías que neutralicen la miopía. Estas lentillas reciben el nombre de lentes de contacto para ortoqueratología. La definición sería “cornea plana”. Eso es lo que hacemos con este tipo de adaptación, aplanamos tu cornea cambiándola de curvatura de forma controlada. Es el mismo principio de que usa la cirugía láser pero de forma regresiva. Esto significa que mientras uses este tipo de lentes de contacto tu miopía estará a cero.

Corrección Miopia

Este tipo de adaptación supone más del 50% de las adaptaciones de lentes de contacto semirrígidas.

Tratamiento de patologías.

Las lentes de contacto son un arma perfecta para determinadas patologías corneales. Las más extendidas en el tratamiento y control serían:

  • Ectasias corneales. Queratocono, Queratoglobo y Degeneración Marginal Pelúcida
  • Ectasias iatrogénicas.
  • Aniridia
  • Parálisis
  • Entropión

Las ectasias corneales, sea cual sea el tipo de ectasia, ocupan un porcentaje no muy grande en las consultas. No por ello es importante tratarlas. Los pacientes que padecen cualquier tipo de esta patología tienen astigmatismo irregular que sólo pueden ser corregidos con lentes de contacto especias.

La aniridia es la ausencia de iris. Estos pacientes presentan una fotofobia muy grande. Las lentes de contacto cosméticas nos pueden hacer de iris artificial.

En las parálisis faciales es el párpado el que no actúa. El ojo del paciente se queda expuesto y se seca. Esa sequedad puede provocar lesiones corneales graves y empeorar la agudeza visual. Las lentes de contacto, fundamentalmente blandas, ayudan a estos pacientes.

En el entropión las lentillas hacen de escudo protector. Esta patología lleva consigo un vertimiento del párpado hacia el ojo. La consecuencia principal es que las pestañas arañan la córnea. Gracias a las lentes de contacto, fundamentalmente blandas, podemos mejorar el bienestar del paciente y calidad visual.

Como parte del tratamiento en una cirugía.

Las lentes de contacto pueden ayudar a mejorar el resultado de una intervención. Por ejemplo tras un trasplante corneal. Los pacientes sometidos a un trasplante de córnea (queratoplastia) pueden no ver nítido sin ayudas correctoras. Lo más frecuente es la aparición de astigmatismo irregular difícilmente controlables en gafa.

Aquí las lentes más utilizadas son las semirrígidas, semiesclerales o esclerales.

Si tiene cualquier duda o consulta puede ponerse en contacto con el Instituto Oftalmológico Dr. Giménez

 

Déjanos tu comentario